Fraternidad Sendero de Luz México A. C.

Te podemos apoyar por nuestras experiencias a indentificar y a trabajar los siguientes problemas.

Celos

Los celos son la respuesta natural ante la amenaza de perder una relación interpersonal importante para la persona celosa. Los celos parecen estar presentes en todas las personas, indistintamente de su condición socio-económica o forma de crianza y manifestarse en personalidades que aparentemente parecían seguras de sí mismas.

Este sentimiento refleja una cierta inseguridad emocional por perder dominio o sentir menoscabo en una relación interpersonal. Los celos se manifiestan ante la aparición de una situación o persona que el yo-interno clasifica como mucho más dominante y competitiva. Los celos provocan que el sujeto que los padece, se sienta vulnerado y ejerza un predominio de la persona objeto del celo, atrapándola en una red de circunstancias opresivas tales como privarla de la libertad, aislarla, seguirla al trabajo, revisar sus relaciones externas, buscar una evidencia de traición etc.

Tristeza

La tristeza es un sentimiento que coge todo el ser, provocando la caída del estado de ánimo, Y una sensación de pesar que se experimenta en el cuerpo, que se hace lento, y en la mente, que se llena de pensamientos oscuros.

Las funciones de la tristeza son facilitar la introspección y el recogimiento, reduciendo los estímulos del ambiente, facilitando la retirada a instancias internas donde restaurar el ser, reduciendo la atención focalizada en el entorno para centrarla sobre uno mismo. La tristeza puede sobrevenir tras haber sufrido alguna pérdida personal (amor, trabajo, estatus, sueños…) en cuyo caso puede que forme parte de una de las fases del duelo por las que las personas atravesamos en estos casos.

Angustia

Estado emocional intenso interpretado como muy desagradable e insoportable. Se caracteriza por aparecer como reacción ante el miedo, un peligro desconocido, o ante una respuesta de ansiedad

Suele estar acompañado por intenso malestar psicológico y por síntomas físicos, tales como elevación del ritmo cardíaco, sudoración excesiva, temblores, sensación de presión en la zona del tórax o falta de aire, y de una interpretación psicológica de que esa sensación no se puede aguantar más.

Soledad

Es el sentimiento que surge tras la percepción de no formar parte de nada ni de nadie, de que algo en el interior está vacío, aislado, sin sentido de pertenencia. Las personas que experimentan soledad describen una sensación de estar desconectadas del mundo, sin rumbo, con una vida carente de sentido, sin posibilidades de poder identificarse con los demás.

La soledad también es una parte del territorio a atravesar durante una crisis de identidad, una oportunidad para reafirmar las diferencias que nos hacen únicos.

Ansiedad

La ansiedad es un estado de alerta en el que vivimos amenazados ante un posible peligro y como no hay nada a lo cual temer, comenzamos a tener miedo al miedo, a nuestras propias sensaciones corporales, a las relaciones con los demás, a la vulnerabilidad que sentimos… La ansiedad es un trastorno del futuro ya que nos dificulta vivir el aquí y el ahora. Desde un estado de ansiedad inventamos un futuro sin salidas ni posibilidades, realizamos interpretaciones catastróficas acerca de lo que nos puede pasar.

La ansiedad es un síntoma y puede llegar a ser un indicador de un conflicto emocional originado por cómo nos relacionamos con nosotros mismos o con los demás, es decir por cómo está estructurada nuestra personalidad.

Depresión

Un comportamiento complejo en el que la persona se siente abrumada por la tristeza, pierde el interés en las actividades además de mostrar otros síntomas como culpa excesiva o sentimientos de minusvalía. Los individuos que sufren depresión se sientes incapaces de experimentar placer en actividades que en el pasado disfrutaron. Se sienten muy cansados, apáticos y llegan al extremo de ser incapaces de tomar decisiones sencillas. Por lo general piensan que han fracasado en su vida y se culpan a ellos mismos de sus graves problemas.

La depresión puede tener importantes consecuencias sociales, laborales y personales, desde la incapacidad laboral (ya que se puede presentar un agotamiento que se verá reflejado en la falta de interés hacia uno mismo, o incluso el desgano para la productividad, lo cual no solo afectará a quien está pasando por la depresión, sino también a quienes lo rodean) hasta el suicidio.

Neurosis

Es la estrategia que desarrolla la persona para eludir lo inaceptable (decepción, frustración, ira…), aunque con frecuencia lo que más trata de evitar el mecanismo neurótico es el sentimiento de angustia existencial o ansiedad.

La Característica principal del neurótico es que rechaza de la conciencia aspectos de su realidad interna, tomando distancia de sus sentimientos, pensamientos o deseos, mediante pautas rígidas de acción o estrategias psicológicas que tiene automatizadas y por lo tanto utiliza sin darse cuenta, pese a que en algún grado es consciente de que hay algo en su interior que no acaba de salir a la luz y que le dificulta desarrollar una vida más plena.

Problemas Emocionales

Es una condición que exhibe una o más de las siguientes características a través de un largo período de tiempo y hasta cierto grado.

Alcholismo

Es la forma más grave del consumo problemático del alcohol. Además de sufrir los típicos signos producidos por el abuso del alcohol, un alcohólico tiene también una dependencia física al alcohol. Esto significa que ya no puede controlar su consumo de alcohol y experimenta síntomas de abstinencia si intenta parar.

El alcoholismo es una enfermedad crónica, lo que significa que una vez que alguien ha desarrollado una adicción, será un adicto para el resto de su vida. Por ejemplo, alguien que tiene dependencia al alcohol, cuando sufre desgaste físico seguirá siendo un alcohólico, incluso después de que se haya tratado con éxito su adicción. Mientras que dicha adicción al alcohol no se puede curar, sí se puede controlar. La recuperación requiere del apoyo de la familia, amigos y profesionales por igual..

Drogadicción

Es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación. Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte.